A la caza de Moby Dick. El sueño poshumano y el crecimiento infinito

Sacristán de Lama, José David

Editorial: El Salmón

ISBN: 978-84-120322-7-7

Publicación: 2020

Nº de páginas: 322

Precio: 19,90 €.

¿Es el futuro un caballo desbocado e ingobernable o tenemos alguna oportunidad de domarlo? ¿Será tecnológico o espiritual (o ambas cosas)? ¿Nos arrollará o podremos dirigirlo? ¿Qué nos propone? ¿Qué riesgos presenta? ¿Qué oportunidades? ¿Qué nos deja atisbar a través de sus velos? ¿Qué podemos imaginar? ¿Hasta dónde podemos elegir? ¿Qué prometen y qué pueden hacer realmente las nuevas herramientas tecnológicas? ¿Supondrán «sólo» profundos cambios sociales o transformarán radicalmente nuestro estatuto ontológico? ¿Hasta qué punto es posible una evolución volitiva? Estas son algunas de las preguntas sobre las que reflexionaremos en las siguientes páginas. Habrá más preguntas que certezas, pero cuando el panorama es realmente incierto, es más importante identificar los problemas, indagar en ellos e imaginar los diferentes escenarios que adelantar soluciones. La obsesión del capitán Ahab por Moby Dick le condujo a su némesis. Nuestra civilización prometeica persigue ahora dos enormes leviatanes: el crecimiento infinito y el superhombre. El primero, le lleva a la misma suerte que al Pequod, el barco de Ahab; en cuanto al segundo, todavía no lo sabemos.

A la caza de Moby Dick es una mirada sobre los apuros de la naturaleza humana para seguir el ritmo cada vez más exigente de una civilización muy alejada ya de nuestros orígenes. La humanidad se enfrenta a cambios radicales en su devenir. Por una parte, el modelo vigente de civilización presenta desequilibrios estructurales que conducen a un colapso general, a una crisis maltusiana que tendría graves consecuencias en la vida de la gente. Por otra, la Inteligencia Artificial y la biotecnología están desarrollando herramientas que tienen el potencial de transformar la naturaleza humana, produciendo una nueva especie de poshumanos. José David Sacristán afronta abiertamente estos problemas del presente y aplica la mirada del arqueólogo para situarlos en el amplio marco del devenir histórico.